• ESTADO DE CUENTAS

    2014

    Financieramente el 2014 para la Fundación Acollida i Esperança nuevamente ha sido un ejercicio complicado y muy intenso. El principal dato es que ha habido unas pérdidas totales de 114.418,95 euros que corresponden a un 4,7 % del total de gastos.

    estadocuentas2014

    Este importe implica haber reducido las pérdidas en más de un 70% respecto al resultado de 2013, y si descontamos la partida de amortización representa unas pérdidas a nivel de tesorería de 25.708,82 euros. Este déficit ha sido cubierto desde el precario fondo fundacional de la entidad por acuerdo del Patronato.

    Los ingresos totales de 2014 han llegado a 2.302.042,44 euros, estableciendo un máximo histórico de ingresos. Cabe destacar:

    Respecto a los gastos, el total de 2014 ha sido de 2.416.461,39 euros. Representa un 3% de aumento respecto al 2013. Este incremento no es atribuible a los centros y servicios porque en todos ellos se ha llevado una firme contención de gastos, sino que básicamente se debe al cambio de normativa en el IVA que nos ha obligado a estar exentos de este impuesto y dejar de desgravar parte del IVA soportado.

    El importe del gasto queda justificado por el alto nivel de atención que, como muestra la presente Memoria de Actividades, se ha desarrollado a lo largo de todo el año, especialmente en el ámbito residencial. Los centros de acogida han tenido de media más del 95% de ocupación. Por otra parte, en Mansol Projectes se ha podido ocupar y tener contratadas a veintiocho personas que, gracias a estos ingresos, han podido vivir de forma independiente y desvinculadas de los servicios sociales.

    La valoración que se hace desde la dirección de la entidad es que, a pesar de estar relativamente satisfechos por la tendencia positiva de reducción del déficit global, se ha de continuar con la contención del gasto y seguir trabajando para implicar a más personas del entorno social en la causa de Acollida i Esperança. Es especialmente necesario recuperar los niveles de donativos privados que recibíamos antes del comienzo de la crisis. ¿Cómo atraer la generosidad de las personas e instituciones? Trabajo, coherencia, transparencia y comunicación… De entrada ya son retos para este 2015.

    2013

    A nivel financiero, el ejercicio de 2013 continúa mostrando un escenario de pérdidas sostenidas, muy en línea con las dificultades del resto del sector de acción social y que reflejan los efectos de la situación global de crisis. Los ingresos totales de la entidad prácticamente se mantienen estables respecto al 2012 y han sido de 1.977.022,37 euros.

    gastosFundación_memoria2013_peq

    De las fuentes de ingresos cabe destacar:

    – la estabilización de las ayudas de la administración, a las cuales no se han aplicado más recortes y el compromiso del Departamento de Bienestar Social y Familia con la entidad.
    – el aumento de ingresos por facturación del Centro Especial de Trabajo que contribuye a reducir significativamente las pérdidas de este servicio.
    – la dificultad de mantener los donativos particulares, que han disminuido un 29%.

    El total de gastos de 2013 ha sido de 2.346.111,93 euros, lo cual significa una reducción del 2,3% respecto al 2012 (a pesar de haber gastado 56.094,84 euros menos).

    De estas cifras se desprenden unas pérdidas contables de 369.089,56 euros que a nivel de tesorería implican una aportación extraordinaria de 273.889,86 euros del fondo fundacional. Nuevamente el Patronato de la entidad, en la primera reunión de 2014, ha acordado cubrir este déficit mediante este fondo de la Fundación.
    En un análisis global la dirección de la entidad aporta 4 reflexiones:

    1. La primera consideración general es de preocupación por la reiterada disminución de este fondo y la constatación de que la Fundación tiene cada vez menos margen de maniobra para aguantar esta situación financiera.

    2. La segunda es que, a pesar de las pérdidas, nos reafirmamos en dar continuidad a todos los servicios y recursos. Incluso se mantiene el aumento del global de personas atendidas. La misión de la entidad y nuestra razón de ser no nos permite, en este contexto de crisis, optar por preservar el fondo fundacional. Es un capital recibido para atender situaciones de exclusión social y, mientras se pueda, eso hará la Fundación.

    3. La tercera, una mirada relativamente esperanzada al constatar una tendencia de disminución de las pérdidas respecto a los ejercicios anteriores y al ver que con los presupuestos de 2014 se consolida esta tendencia.

    4. Y finalmente, que el patronato y la dirección de la entidad priorizan el reto de aumentar las fuentes de ingresos, así como el total de esta partida. Las líneas estratégicas para conseguirlo son: contabilidad analítica de los centros y servicios y buscar la sostenibilidad de cada uno de ellos; continuar el trabajo iniciado de comunicación y divulgación; búsqueda activa de nuevos partners y ampliación de la base social y, finalmente, apuesta de crecimiento de la parte productiva de nuestro CET, mediante la diversificación de las líneas de negocio.

    Por último, uno de los lemas de la Fundación durante el 2013 ha sido “Más de 20 años acompañando procesos de inclusión social”. Para continuar haciéndolo realidad debemos seguir contando con la ayuda de todos los donantes que lo hacen posible.

    2012

    Captura de pantalla 2013-04-29 a las 14.10.55

    El ejercicio financiero 2012 ha sido un año muy negativo y complicado para la entidad. Como el resto de organizaciones que nos dedicamos a la acción social, se han dado dos circunstancias que han dificultado mucho la gestión financiera de nuestra fundación: 1) los problemas de tesorería provocados por los atrasos en los pagos de algunas subvenciones y 2) la bajada de ingresos económicos por culpa de la desaparición de algunas líneas de ayuda por parte de la Administración.

    Concretamente hemos soportado una bajada del 6,5% del total de los ingresos, lo que ha implicado dejar de ingresar 134.568,07 €. Prácticamente un 50% de esta reducción es dinero procedente de subvenciones oficiales, como la del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya, que recibíamos desde el 1996 para ayudar en los gastos sanitarios del centro de acogida Can Banús. También el Ayuntamiento de Badalona nos ha denegado la subvención que pagaba parte de los gastos del servicio del SOPS que tenemos abierto en la ciudad. El único aspecto positivo es que se ha mantenido el apoyo de los donantes particulares y las instituciones privadas. El total de ingresos del 2012 ha sido de 2.018.930,14 €.

    Respecto a los gastos, han subido a un total de 2.402.206,77 €, cifra que implica un aumento de poco menos del 9%. Básicamente este incremento es debido al aumento significativo del número de personas atendidas casi en todos los servicios, por la puesta en funcionamiento de las nuevas líneas de negocio de MANSOL, por el aumento del IPC y, también, por el incremento del precio en las facturas de suministros de los recursos (luz, agua y gas).

    2011

    estatdecomptescast2011

    El contexto económico del 2011, marcado por la crisis y los recortes presupuestarios, no ha facilitado el trabajo de las entidades de acción social. Sin embargo, la Fundació ha conseguido incrementar el número de personas atendidas en casi todos los servicios llevando a cabo una política de contención del gasto.

    Uno de los hechos más destacados de la gestión económica de 2011 es que se ha conseguido incrementar bastante la partida de donativos de instituciones privadas y particulares respecto a años anteriores, y ha disminuido el dinero proveniente de las administraciones públicas. De este modo, los donativos han crecido de un 9% a un 17% del total de ingresos de la entidad, mientras que las subvenciones oficiales han pasado de un 66% a un 62%. Esta cifra es muy relevante, porque, a pesar del momento económico duro para todos, el apoyo y la solidaridad del entorno social de la Fundació se han notado más que nunca y han hecho posible que se sigan atendiendo a las personas en riesgo de exclusión que llegan a los centros y servicios.

    2010

    estadodecuentascast2010

    En una coyuntura económica negativa, el ejercicio económico de 2010 no fue fácil. Sin embargo, la suma total de gastos del conjunto de la Fundació alcanzó los 2.158.858,08 euros, lo que representa 30.000 euros menos que en el año 2009. Este hecho fue posible gracias a un esfuerzo compartido para reducir gasto, a partir de una política de contención presupuestaria.

    Sin embargo, no se redujo la actividad en ninguno de los programas. No sólo se hizo frente a los proyectos sino que, en casos como los centros de acogida, incluso se ha aumentado el número de atenciones totales interanuales. Respecto de los ingresos, se hicieron patentes los efectos de la crisis tanto en lo referente a partidas de subvenciones de las administraciones como los donativos particulares. De este modo, el total de ingresos se redujo en 185.469,27 euros menos que el ejercicio 2009, y así el total asciende a 2.042.055,30 euros. Estas cifras globales representaron unas pérdidas en el ejercicio de 116.802,78 euros, un importe que corresponde al 5% del total, que el Patronato decidió cubrir mediante una partida extraordinaria del fondo fundacional.